Archivo

Posts Tagged ‘internet’

La red social – David Fincher [2010]

03/11/2010 Deja un comentario

¿Sorprende? He decidido escribir algo sobre esta película un poco por gusto y un poco por obligación. Tengo que entregar una crítica bien estructurada el próximo lunes así que podéis consideraros una especie de betatesters. Pero además, el caso es que enlaza perfectamente con lo que dejé dicho respecto a Exit through the gift shop: el misterio del éxito social, un hito más en la historia de la humanidad.

Antes de nada, debo dejar claro que la película me ha decepcionado un poco, pero eso ha sido más por no consultar nada sobre ella antes de verla. Pensaba que trataría el tema de la privacidad y no que expondría la historia de Facebook  y de los juicios entre los creadores y/o inspiradores.

La privacidad es el tema estrella y, no os mentiré, es lo que me interesa. No necesariamente en los términos en los que se ha planteado en algunas ocasiones, no se trata de una cuestión de grandes corporaciones desalmadas que quieran robarnos cada segundo de nuestra vida. Cuando te registras en Facebook aceptas un contrato en el que cedes los derechos de todo lo que compartes. Es decir, que menos quejarse y más leer, y eso también va por mi.
Lo que me interesa es el fenómeno social en sí, que el mismo Zuckerberg (o los guionistas) comparan con la moda. Un proyecto que pretende ser elitista, una suerte de fraternidad virtual, crece hasta convertirse en la definición de lo público. Más allá de la ironía del tema yace la digitalización de la vida. Podemos considerarlo un paso más en la evolución de la humanidad, es una opción factible. Al fin y al cabo la escritura también supuso una transformación similar, seguimos teniendo ese sentimiento de que algo se omitió cuando se fijó en un sistema simbólico. Como siempre, el aire que se nos escapa entre los dedos se pierde, no conseguimos traducirlo al nuevo código.

La relación con la moda es legítima, ya que al fin y al cabo las variables las conocemos,  sólo se han fijado en un conjunto de útiles criterios con los que clasificar toda nuestra vida social. Pero lo que ha cambiado es el medio, y éste permite una difusión inimaginable, como una gota de tinta que cae en un cubo de agua. No creo que seamos concientes de los límites de internet, sobretodo los que tenemos tan interiorizado su uso. El problema es que todo lo que se “comparte” adquiere una entidad que supera nuestra consideración hacia ella. Lo que podríamos pensar como una broma o algo puntual, incomprensible sin su contexto, se convierte en objeto de reconocimiento y, como tal, se introduce en el circuito de la opinión. Esto no difiere demasiado con lo que comenté de las obras de MBW en la película de Banksy.

Sin embargo, multiplicad esos elementos por millones de manera instantánea a cada segundo. Parece como si el universo haya vuelto a nacer, se ha recomenzado la partida y algun dios ha puesto en marcha la probabilidad por segunda vez.  Millones de entidades de nueva creación cuyo objetivo es atraer la atención, las nuevas criaturas digitales. ¿Qué posibilidades tengo de ser leído? ¿Y de ser comprendido?

La red social –>Ficha IMDB