Archivo

Posts Tagged ‘digitalización’

La red social – David Fincher [2010]

03/11/2010 Deja un comentario

¿Sorprende? He decidido escribir algo sobre esta película un poco por gusto y un poco por obligación. Tengo que entregar una crítica bien estructurada el próximo lunes así que podéis consideraros una especie de betatesters. Pero además, el caso es que enlaza perfectamente con lo que dejé dicho respecto a Exit through the gift shop: el misterio del éxito social, un hito más en la historia de la humanidad.

Antes de nada, debo dejar claro que la película me ha decepcionado un poco, pero eso ha sido más por no consultar nada sobre ella antes de verla. Pensaba que trataría el tema de la privacidad y no que expondría la historia de Facebook  y de los juicios entre los creadores y/o inspiradores.

La privacidad es el tema estrella y, no os mentiré, es lo que me interesa. No necesariamente en los términos en los que se ha planteado en algunas ocasiones, no se trata de una cuestión de grandes corporaciones desalmadas que quieran robarnos cada segundo de nuestra vida. Cuando te registras en Facebook aceptas un contrato en el que cedes los derechos de todo lo que compartes. Es decir, que menos quejarse y más leer, y eso también va por mi.
Lo que me interesa es el fenómeno social en sí, que el mismo Zuckerberg (o los guionistas) comparan con la moda. Un proyecto que pretende ser elitista, una suerte de fraternidad virtual, crece hasta convertirse en la definición de lo público. Más allá de la ironía del tema yace la digitalización de la vida. Podemos considerarlo un paso más en la evolución de la humanidad, es una opción factible. Al fin y al cabo la escritura también supuso una transformación similar, seguimos teniendo ese sentimiento de que algo se omitió cuando se fijó en un sistema simbólico. Como siempre, el aire que se nos escapa entre los dedos se pierde, no conseguimos traducirlo al nuevo código.

La relación con la moda es legítima, ya que al fin y al cabo las variables las conocemos,  sólo se han fijado en un conjunto de útiles criterios con los que clasificar toda nuestra vida social. Pero lo que ha cambiado es el medio, y éste permite una difusión inimaginable, como una gota de tinta que cae en un cubo de agua. No creo que seamos concientes de los límites de internet, sobretodo los que tenemos tan interiorizado su uso. El problema es que todo lo que se “comparte” adquiere una entidad que supera nuestra consideración hacia ella. Lo que podríamos pensar como una broma o algo puntual, incomprensible sin su contexto, se convierte en objeto de reconocimiento y, como tal, se introduce en el circuito de la opinión. Esto no difiere demasiado con lo que comenté de las obras de MBW en la película de Banksy.

Sin embargo, multiplicad esos elementos por millones de manera instantánea a cada segundo. Parece como si el universo haya vuelto a nacer, se ha recomenzado la partida y algun dios ha puesto en marcha la probabilidad por segunda vez.  Millones de entidades de nueva creación cuyo objetivo es atraer la atención, las nuevas criaturas digitales. ¿Qué posibilidades tengo de ser leído? ¿Y de ser comprendido?

La red social –>Ficha IMDB

Tron – Steven Lisberger [1982] o el dominio digital

30/03/2010 Deja un comentario

Detrás de cada película se esconde un discurso, a veces ni siquiera se esfuerza por ocultarse, otras veces se introduce dentro de nosotros de manera viperina.
Es curioso como en el cine Hollywood, una cultura que ha pasado por muchos momentos pero que siempre se ha caracterizado por su condición de referente, y que en muchas ocasiones en forma de imperialismo, a veces encontramos ejemplos de tensión con el núcleo del discurso.

Ayer mismo pensaba esto viendo Tron, en parte por ese deseo freak de encontrar los referentes de bromas innumerables. Y, francamente, es una película como cualquier otra. Seguro que en aquellos años la simulación por ordenador que encontramos en la película suponía una innovación, o como mínimo un recurso para llegar al gran público.
No obstante, la historia es la misma de siempre: héroes contra villanos, ángeles contra demonios, libertad contra control absoluto. Lo que sí es curioso es que, más allá de esta estructura moralizante con alto contenido religioso (la figura de los “creadores”, por ejemplo) encontramos un discurso de libertad que, si bien está edulcorado al estilo Hollywood (no dejo de intentar imaginarme cómo será la vida después de esas épicas aventuras) me llevó a pensar un poco sobre el debate que está presente en estos días: el estatus de la propiedad, sobretodo en su relación con Internet.

Sé que la relación es un poco forzada, lo admito. La película es una lucha por eliminar un programa que se erige como el control total de todo contenido digital. Pero, ¿acaso no es lo que se está pidiendo desde la industria de la cultura? Se intenta mantener el modelo de propiedad en un espacio que se revela impracticable para ese modelo. Todos conocemos, o deberíamos conocer, las nuevas propuestas en este sentido, mucho más abiertas en la cuestión de la autoría.
La cuestión es, ¿por qué se pretende mantener un sistema basado en un sujeto fijo con una identidad fuerte, cuando por otro lado se busca la plurivocidad y el mestizaje? Evidentemente, es el resultado de combinar elementos tan explosivos como mercado y derecho, o de pensar aquél como criterio de éste,  véase el sujeto jurídico.

De todas maneras, es igual de ingenuo creer ser propietario de algo cambiante y fluido como pretender que existirá justicia en Internet si abrimos las barreras, más si pensamos esa justicia de nuevo desde la óptica de un sujeto fuerte y una identidad fija.

Para finalizar este post, que no el debate, y por mucho que en bastantes ocasiones no estoy de acuerdo con el señor Punset, tengo que aceptar que sus palabras sobre este tema son muy sabias:

¿Cual es la tentación que podéis tener?

Estas ansias de impulsarla crearán en algunos de vosotros la tentación de controlarlo y hemos controlado o hemos intentado controlar, primero a las mujeres, hasta que nos dimos cuenta que no eran propiedad nuestra.

Luego los hijos, un día en la Rambla paré a una persona que estaba abofeteando y dando patadas a su hijo y le dije “oye no es tuyo, no le trates así” y es verdad que no es suyo y nos pasa lo mismo con los animales, yo espero que no nos pase lo mismo con Internet.

Eduard Punset en el Foro de las Industrias Culturales
(encontrado en http://segnorasque.blogspot.com/2010/03/punset-puyas-contra-sinde.html)

Tron: http://www.imdb.com/title/tt0084827/

PD: Será como mínimo curioso ver si en la nueva versión (Tron Legacy) potencian este posible discurso.

Categorías:Cine, Cultura digital Etiquetas: