Archivo

Posts Tagged ‘fe’

Conte d’hiver – Eric Rohmer [1992]

18/12/2010 Deja un comentario

A raiz de la breve documentación que hice para la película de Sang-soo (la entrada anterior) decidí acercarme al cine de Rohmer. El director coreano ha sido comparado con él, para lo bueno y para lo malo, tanto por la atención que dedica a los sentimientos de los personajes como por la aparente falta de ritmo en la narración. Digo aparente porque creo que, por mucho que pueda resultarme tediosa, no deja de atraerme el detallismo y la dedicación. La construcción del personaje es tan sólida que la historia pide continuar, más alla del cansancio.

Conte d’hiver es un ejemplo perfecto. Félicie es madre soltera. Su hija Elise es fruto de una breve relación de verano que todavía recuerda, cinco años después. Por accidente no pudo reencontrarse con el padre, Charles, pero su imagen sigue viva, marcandole una estándar al amor. Ni Maxenne ni Loïc son capaces de sustituirle, pese a que aman a Félicie y lo dejarían todo. Pero ella no quiere olvidar, aunque lúcidamente comparte sus días con ellos, esperando encontrar a Charles de nuevo.
Su determinación nace de la fe, tal como ella dice, en lo imposible. Aquel encuentro fugaz, un verano de hace cinco años, parece un producto de la reminsicencia platónica. Un instante que llena de luz toda la existencia y a cuyo alrededor todo adquiere sentido. Es la fe en lo impredecible lo que mueve a Félicie, y lo que hace tan incomprensible su testarudez, que en algunos casos parece ingenuidad.

La sinceridad y la ilusión de Rohmer contrastan tanto con lo que dije en la entrada anterior. Félicie da un vuelco completo al personaje de Koo, rechaza la intelectualidad, la raíz de la desesperación del personaje. Su creencia es pararreligiosa, asume la existencia de una especie de espíritu para poder mantener su vida en orden. A partir del recuerdo de Charles juzga todo lo demás. Esto no es lo extraño, todos mantenemos un ideal. Pero su fe en lo impredecible dota a todos los momentos de una importancia sin parangón. Por eso el happy ending es tan real, porque no se trata de un deus ex machina cualquiera. Es la realidad de la chica la que consigue el resultado que quería, pero desde lo incomprensible, lo aconceptual: el sentimiento. Félicie no da por sentada la vida, pero sí que la deforma a su manera.

Tanto la espontaneidad como el ultra racionalismo surgen de la ficción. Pero el sentimiento tiene a su favor el hecho de que se conjuga con el deseo y la pasión. El final de Conte d’hiver podría ser tan falso como cualquier otro happy ending, si no fuese tan sincero. Acepta que es inverosímil, parte de ese punto. Y desde ahí genera la ilusión.

Ficha IMDB

Categorías:Cine Etiquetas: , , ,