Archivo

Posts Tagged ‘creative commons’

¡Copiad, malditos! – Stéphane M. Grueso [2011]

18/04/2011 2 comentarios

Hace algo más de un mes coloqué en el menú lateral de este blog la licencia By-nC-Sa de Creative Commons. Permite crear obras derivadas de mis posts sin ánimo de lucro siempre que se cite mi autoría. Más allá del interés que puedan tener mis textos para que alguien decida copiarlos, la reflexión que hay debajo de ese pequeño gesto es digna de explicar, sobretodo después de ver el documental ¡Copiad, malditos! que se emitió en La 2 el domingo y que se puede ver íntegramente online.

Al principio del documental, el abogado Javier de la Cueva dice que la copia es la génesis de la creación. Hacia el final también la asimila al aprendizaje con la brillante metáfora de la caligrafía. La posición contraria, sin embargo, considera que la creación exige originalidad y que, por tanto, la copia va en contra. Pero, ¿en contra de qué? ¿De la cultura? ¿Del arte? ¿O solamente de la teoría del diseño inteligente?

La cuestión de lo nuevo y lo original está mediatizada por categorías que traicionan a su propio significado. ¿Qué quiere decir original en un mundo histórico? ¿Es posible conseguir algo genuinamente nuevo o necesitamos volver a crear el mundo para borrar todo antecedente que pudiera ser considerado una influencia? Más aún, ¿realmente importa la originalidad?

Collage CC de Argazkiak.org

El valor de la autoría y del derecho de propiedad intelectual proviene de una mercantilización de la obra. Si voy a venderla, me preocupa que la gente sepa que es mía. La industria se ha construido alrededor de esta univocidad y ha adoptado una estructura similar: unidireccional y vertical. Hoy en día internet ha diversificado la relación autor-audiencia, lo que, irónicamente, ha mejorado la vida de algunos creadores, que habían levitado tanto que estaban demasiado lejos de sus fans. Pero sobre todo ha permitido que el aspecto social de la cultura, aquél que se alegra de que los demás tengan algo que decir, se potencie al máximo.

Para mí, el tema de la autoría sigue vigente, pero sólo como un ejercicio de responsabilidad del autor, que ofrece su punto de vista a los demás sin considerar que éste sea el único.  La cuestión económica es inevitable, porque todo sigue teniendo un precio, pero se están encontrando alternativas más justas y cercanas al público como Filmin o nuevas estrategias de producción y financiación como el crowdfunding. En el cine destaca el caso de El Cosmonauta, pero ya hay varias plataformas que permiten la financiación másiva.

El cine, además, al ser una producción colectiva que suele ser muy cara, tiene que lidiar con las dos cuestiones de manera contínua. Por eso es interesante el documental de Grueso y su análisis de lo que hay detrás de palabras que están perdiendo su sentido, como copia o piratería. Además, el pasado trimestre realicé un reportaje sobre el tema en el que entrevisté a algunos de los que salen en el documental.