Archivo

Posts Tagged ‘humor’

Scott Pilgrim vs the World – Edgar Wright [2010]

08/02/2011 1 comentario

 

Chico conoce a chica, se enamora y decide conquistarla. No, es demasiado simple. Mejor empecemos a añadir más detalles. Chico conoce a chica en un sueño, luego se da cuenta de que es real y decide conquistarla. Pero para ello antes debe derrotar a siete malvados exnovios con poderes sobrehumanos que han formado una alianza para acabar con él. ¿El premio es la chica? Pues no, son más de siete millones de moneditas, un level-up y una vida extra.

Es lo que tiene juntar el mundo geek con la estética indie, las historias no dejan de ser las mismas pero se vuelven muchísimo más cool. Pero no voy a cargarme esta película, me gustó. La adaptación de la saga de cómics de Bryan Lee O’Malley está muy bien llevada. Y no se trata tan sólo de partir la pantalla un par de veces para dar la sensación de viñeta. Es todo, desde las onomatopeyas a los monstruos gigantes hechos de música.

Venga, voy a intentar hacer una review normalita. Scott Pilgrim es un chaval de 22 años sin trabajo que vive en el apartamento de su amigo Wallace. Su proyecto de futuro es el grupo Sex Bob-omb, junto a sus amigos Stephen y Kim, en el que toca el bajo.  Tiene una novia de apenas 17 años, Knives Chau, con la que ha llegado al máximo nivel del juego Ninja Ninja Revolution (sí, lo he mirado). Hasta aquí todo es normal, algo cutre, pero normal. Es entonces cuando Ramona Flowers aparece, el aire se vuelve un pelín borroso y Scott aprende a luchar como Goku.

Los diálogos son muy ingeniosos, probablemente sean muy parecidos a los de los cómics. Aun así, la adaptación es memorable. Michael Cera (Scott) recoge el testigo que Jesse Eisenberg dejó en Zombieland como lovely nerd y clava el papel, Mary Elizabeth Windstead (Ramona) enamora y Kieran Culkin no podría parecerse más a su hermano (aunque yo me di cuenta después, al ver su nombre en IMDB).

Pero el punto fuerte de la película es el aspecto visual: una mezcla de cómic y videojuego que se consigue tanto por la dirección frenética (que recuerda a Guy Ritchie o a David Fincher) como por los efectos especiales, que están tan bien introducidos en la imagen que a veces parece que estamos viendo un anime. Además, las constantes referencias al universo 8bit le dan un toque nostálgico al asunto, incluso al logo de Universal.
Todo esto va acompañado de una gran selección musical. Aunque quizá aquí esté siendo algo  injusto porque eso ya lo decidí en los primeros 3 minutos, cuando escuché la BSO de Zelda y luego vi que Nigel Godrich era el responsable.

En conclusión, normalmente no espero que veáis las películas de las que hablo. Pero éste puede ser un buen momento para empezar a recomendar. Sin duda os reiréis un rato y no os sentiréis insultados por el guión. ¡Disfrutad!

Scott Pilgrim vs the World – IMDB

Categorías:Cine Etiquetas: , , , , ,

Human Nature – Michel Gondry y Charlie Kaufman [2001]

02/12/2010 2 comentarios

¿Cuántas veces debes mirar un cuadro de Monet para saber que eres humano? ¿Cuántas veces debes leer Moby Dick? Estas preguntas, a primera ingenuas e incluso graciosas, se convierten en absurdos sin les damos la vuelta. ¿Cuántas veces debes aguantarte las ganas de masturbarte para dejar de ser un animal? A Kaufman le interesa más esta versión. Aceptémoslo, estamos delante de un perturbado que, sin embargo, siempre consigue dar en el clavo. Sus guiones mezclan la condescendencia del escéptico, del cínico, con la empatía del mediador que plantea una pregunta interesante. Sí, toda construcción cultural no es más que maquillaje para encubrir que tenemos ganas de follar pero, por otra parte, ¿porqué no hacemos una película? Una sátira bien escrita y bien protagonizada que cuente con la personalidad colorida de Michel Gondry. ¿Porqué no le damos al público un caramelo amargo?

Se podría decir que el tema se ha tratado de manera ingenua, de nuevo contraponiendo  naturaleza y  cultura,  como si existieran separadas como tal y pudieramos dibujar una línea evolutiva que una las dos. Pero lo cierto es que no llega a mojarse, no hay más que ver el plástico sobrante a cada lado del bosque, hasta los ratones son CGI. La naturaleza está retratada, casi pintada de verde, como en los pósteres que venden en los supermercados o en los anuncios de todoterrenos.

Lo rebuscado de la historia no deja de ser un calco de los arabescos propios del protocolo, algo que Kaufman domina como nadie, véase Being John Malkovick, Adaptation y Eternal sunshine for the spotless mind, también dirigida por Gondry y estúpidamente traducida como “Olvídate de mí”. Pero además de los problemas conceptuales, la gracia también está en ese humor ácido que recuerda a las grandes comedias de Woody Allen. Cada vez que veo una película suya vuelvo a respetar a un actor de Hollywood.

Ficha IMDB

Categorías:Cine Etiquetas: , , ,

Bande à part – Jean Luc Godard [1964]

27/05/2010 1 comentario

El buen cine no es entretenido, aceptemoslo. Normalmente esperamos que el gran cine atrape visualmente, nos ofrezca una atracción inimaginada, porque casi involuntariamente lo identificamos con una especie de hipnosis temporal en que se suspende el mundo y nuestra imaginación vuela, aunque probablemente sólo planea.
Sin embargo, el cine nació como espectáculo de entretenimiento.  Su lugar propio era el circo ambulante, junto a otros espectáculos visuales que sirvieron de precedentes. Con el desarrollo de la industria se tipificaron tramas y estilos y nació el concepto de género y los innumerables clichés que hoy en día detestamos.
Justamente por eso, el cine considerado culto o de autor puede no ser entretenido y eso no es precisamente algo malo. Sencillamente es tomar conciencia de todas las otras potencialidades que ofrece el medio más allá de mantener al espectador pegado sin más.

Sin embargo, ayer encontré el ejemplo perfecto de mediación: Bande à part. Considerada una película menor de Godard, porque no se lanza a la experimentación como en sus filmes más conocidos. Sin embargo, la película goza de una frescura envidiable aunque tenga más de cuarenta y cinco años.
Personalmente creo que el objetivo de Godard era reventar los géneros desde la espontaneidad. Las estructuras que se repiten ante nosotros acabamos interiorizandolas y casi considerandolas evidentes. La película juega con eso, es predecible e impredecible a la vez.  En cuanto se lanza un género a la palestra ya conoces las reglas de juego, pero es destruido de una manera muy natural, pasando al siguiente sin posibilidad de duelo. De esta manera evoluciona de manera muy suave hasta un “happy ending” que no echa a perder nada, sino que mantiene la ironía espontanea, esa actitud que a veces parecen tener los niños cuando los miras y sabes que te están mareando adrede pero sin malicia.
Justamente por eso, el entretenimiento fluye en un proyecto nada presuntuoso y del que no quería hacer una crítica presuntuosa, aunque quizá no lo haya conseguido.

Categorías:Cine, sobre Cine Etiquetas: , ,