Inicio > Cine > The Serpent’s Egg – Ingmar Bergman [1977]

The Serpent’s Egg – Ingmar Bergman [1977]

Siempre que me siento a ver una película lo hago con la voluntad de trabajar, de estar activo ante lo que voy a ver.  Soy conciente de que toda recepción es interpretación, pero en lo que pretende ser artístico esa recepción es más una tarea que algo pasivo. Sin embargo, lo que me ha ocurrido con esta película sin duda me coloca en una situación complicada. Hacer una reseña más o menos crítica me resulta un problema cuando he visto una versión truncada. La película está rodada en alemán e inglés ya que el protagonista es un estadounidense en el Berlín de 1923, sin idea de alemán. Mi problema surge cuando la versión que veo es un doblaje alemán cuyos subtítulos castellanos sólo aparecen en las partes en que en el original hablan inglés. Yo, en mi infinita limitación, tampoco tengo ni idea de alemán más allá de palabras abstractas utilizadas por pensadores que casi están mejor muertos, así que no entendí nada de lo que no estaba subtitulado.

No obstante, fue una experiencia extraña pero interesante, ya que la película es inteligible sin esas partes, o almenos es interpretable, quizá forzadamente. El propio personaje es deconstruido por Bergman poco a poco. Sus barreras lingüísticas y sociales, por su propia introversión, lo hunden lentamente en una situación de soledad que él parece aceptar de manera ambigua: en ocasiones reacciona violentamente pero en otros momentos se deja arrastrar hacia el apocalipsis, en ese agridulce estadio estético que recuerda a Proust.
La historia sucede en apenas tres o cuatro días.  Irónicamente, el inicio de su condena lo marca el abandono de su trabajo: trapecista de circo. Abandona, pues, el equilibrismo y recae dulcemente en el alcoholismo.

Abel, el protagonista, es de esta manera destruido poco a poco por un veneno que parece recorrer a la misma película. Los síntomas son una insensibilidad y una indeterminación que acaba desquiciando a toda persona que se acerca. Ese veneno se manifiesta como un destino que posteriormente es caracterizado con los tintes científicos y tecnocráticos que colorean todo discurso sobre el progreso: el huevo de la serpiente, desarrollada la cría dentro de la membrana semitransparente, esperando tranquilamente la eclosión.
El lento proceso de decaimiento se paraliza momentos antes de la defunción, cuando la inyección de adrenalina abre los ojos previamente entornados. Un discurso brillante y un par de referencias a Hitler recogen la trama desperdigada, la justifican y sirven de cierre adecuado después de una primera hora y media en la que tuve tentaciones de parar.

En fin, como he dicho, una experiencia extraña pero interesante, que me introduce un poco más en el cine de Bergman, aunque no sé si de la mejor manera. Recomendable sobretodo por el final, aunque el lento desarrollo es necesario para introducirte en ese humor que necesitan algunas películas para impactarnos.

The Serpent’s Egg (El huevo de la serpiente) –> IMDB

Anuncios
Categorías:Cine Etiquetas: , ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: